11 casos de alcoholemia positiva en la ciudad el fin de semana

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Durante los operativos de tránsito efectuados el fin de semana se registraron 11 casos positivos de alcoholemia en la ciudad de Neuquén, con valores que oscilaron entre 0,08 y 2,25 gramos de alcohol en sangre. Los conductores fueron multados y sus vehículos, secuestrados. No obstante, el número de automotores retenidos ascendió a 15 (10 autos y 5 motos) sumando aquellos que circulaban sin documentación obligatoria.

Los controles se llevaron a cabo de manera conjunta entre los inspectores de Tránsito de la Municipalidad y de la Policía de la provincia entre el viernes a la medianoche y el domingo por la tarde.

“Es importante que los operativos sean itinerantes porque la gente los detecta y los evita”, observó el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino.

Informó que entre el viernes y la madrugada del sábado se contabilizaron 84 controles móviles de tránsito culminando con seis secuestros de vehículos (2 autos y 4 motos) y dos casos de alcoholemia con valores que variaron entre 0,08 y 0,37 gramos de alcohol en sangre.

Por prevención, indicó el funcionario, los controles móviles prosiguieron el mismo sábado, de 8 a 15, en la zona del Bajo y continuaron el 1º de enero a partir de las cero “en toda la zona del balneario, en sectores que consideramos críticos por la gran concentración de personas y en los accesos al barrio Río Grande”.

En esa oportunidad se llevaron a cabo 9 secuestros (8 autos y una moto) por infringir la ordenanza de tolerancia cero, detalló Palladino: “Detectamos una persona que conducía por Avenida Olascoaga con 2,72 gramos de alcohol en sangre, por lo que se retuvo su licencia de conducir y su vehículo”.

“Ese día prácticamente personal de la comisaría Segunda iba y venía en una suerte de maratón para asistirnos en los controles”, informó dando cuenta de situaciones de tensión, como fue el caso de “un conductor violento que no solo rompió su vehículo con una piedra sino también quiso agredir a los inspectores”. El hecho ocurrió en Avenida Olascoaga y El Chocón.

“Estas situaciones se generan cuando hay consumo de alcohol”, sostuvo a la par que destacó “el acompañamiento de la Policía y agradecer también a nuestros inspectores que estaban en el calle mientras todos festejaban”,

Por otro lado, el subsecretario remarcó que los índices de siniestralidad bajaron en 2016 un 20% “y esto tiene que ver fundamentalmente por el trabajo conjunto entre la Municipalidad, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Policía de la Provincia”. “Este trabajo no es fácil, los resultados no se ven al corto plazo y en la continuidad de estas acciones se van a ver los resultados”, resaltó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *