Afiliados al PAMI sin atención en Neuquén y Río Negro

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Clínicas de Neuquén y Río Negro iniciaron una medida de fuerza por tiempo indeterminado en donde restringieron las prestaciones a los afiliados de PAMI por una deuda que mantiene la obra social de más de 32 millones de pesos. Las suspensiones abarcan a los medicamentos de alto costo y baja incidencia y la atención de las guardias.

En un comunicado emitido por la Asociación de Clínicas de Neuquén y la Federación de Clínicas de Río Negro, indicaron que la medida es “en virtud de que la obra social ha incumplido los compromisos contractuales y de pago de medicamentos”. Héctor Tasat, integrante de Feclir, señaló que la deuda con los sanatorios de ambas provincias era de 32 millones de pesos hace tres meses y que actualmente el monto es mayor.

En el mensaje las clínicas aseguraron que la solución consiste simplemente en que PAMI cumpla “con los contratos que oportunamente la obra social ha firmado con las clínicas y sanatorios”.

Lucas Riavitz, director ejecutivo del PAMI Neuquén, dijo que lo que desencadenó el conflicto fueron los medicamentos de altos costos. “Desde que se inicio la gestión de Carlos Regazzoni en diciembre de 2015 no se les está pagando los medicamentos de altos costos como se les estaba pagando”, declaró.

El titular del PAMI en Neuquén afirmó que la situación se produjo porque tanto en Neuquén como en Río Negro se adoptó el pago de medicamentos de altos costos por fuera de la norma del instituto. “Hubo una disposición de un director ejecutivo que avalaba el pago de estos medicamentos, por fuera del modelo que responde a PAMI. A la nueva gestión nacional de PAMI le resultó extraña o fuera de la normativa por lo cual nunca se les pago, y todo el año fue acumulándose una deuda”.

“Si bien las facturas se siguieron presentando desde Buenos Aires no se enviaban los fondos para abonarlo”, expresó Riavitz.

Asimismo el director del organismo sostuvo que “estuvo trabajando con muchas reuniones, entre Buenos Aires y la federación de las clínicas para ver de qué manera se le reconocía la deuda pero nunca se llego a un acuerdo” y agregó que están “en conversaciones con todas las clínicas, y ver de qué manera pararlo”.

También Riavitz manifestó que la autonomía local de la entidad “en este sentido es bastante vaga” y se necesita “una resolución de nuestras autoridades en Buenos Aires para ver cómo seguimos y qué resolución se da”. Añadió que el conflicto “ tal vez termina en la justicia. La verdad que es un derecho adquirido, no es que solamente ellos presentaban la fractura y cobraban. En Buenos Aires antes se les reconocía este costo. Entonces hay que ver por qué se les pagaba”.

Por último, aclaró que “no se ha cortado la prestación de internación y de cuestiones urgentes”.

Fuente

javaversion1