Avanza construcción de aliviadero del Durán que mejorará el escurrimiento del agua en temporales de lluvia

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El aliviadero del arroyo Durán, una de las obras proyectadas para facilitar el escurrimiento del agua cuando se producen lluvias intensas, ya comenzó a ejecutarse y se encuentra en un 60% de avance. Esta mañana el intendente, Horacio Quiroga, recorrió el avance de los trabajos que se realizan a la altura de calle Solalique, en Valentina Sur, y detalló que -en forma paralela- el próximo 16 de junio el gobierno nacional abrirá las ofertas de la licitación para los trabajos de saneamiento del arroyo.

“Esto puede erogar cuatro metros cúbicos por segundo, lo que significa un gran aliviadero al sistema de desagüe principal que tiene Neuquén y que es el arroyo Durán”, dijo Quiroga, quien adelantó que una vez terminada esta etapa se va a impedir “por un tiempo el acceso de agua al Durán para dragarlo aguas abajo con el objetivo de mejorar la condiciones del arroyo en ese sector”.

“Gran parte de la solución empieza con esto. Todo el sistema de drenaje de escurrimiento a través del Durán que incide en 16 cuencas sobre las 18 de la totalidad que tiene la ciudad, ya estaría encausado con este aliviadero de calle Solalique que se usó en un momento de emergencia y que funcionó muy bien”, agregó Quiroga.

En este contexto, el intendente anunció que se sumará a esta obra, la primer etapa de la reactivación, sistematización y saneamiento del arroyo Durán, que se hará a través del ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de Nación bajo el plan nacional de Renovación Urbana.

“El próximo 16 de junio a las once se van a abrir las ofertas de la licitación pública para esta primera etapa de saneamiento del Durán que tiene un plazo de ejecución de un año”, comentó Quiroga.

Guillermo Monzani, secretario de Obras Públicas, precisó que esta sistematización del canal Solalique será muy importante durante las lluvias intensas, y generará que el agua escurra con facilidad evitando los anegamientos.

“Vamos a tener unas compuertas sobre el mismo arroyo Durán ,y con las lluvias vamos a bajar las compuertas y empezar a llenar el canal Slalique para que el agua recorra menor kilometraje al llegar la río”, graficó Monzani.

“Actualmente el agua que llega del barrio San Lorenzo, y recorre 12 kilómetros para llegar al río a través de la desembocadura del Durán en el club Biguá, con esta obra nos vamos a ahorrar 8 kilómetros de recorrido del agua para para llegar al Limay”, continuó Monzani quien dijo que una vez concluido esto se comenzará con una segunda etapa.

El secretario precisó que la obra demandará una inversión de cuatro millones de pesos y además que luego de finalizar esta primera etapa de apertura del aliviadero, se trabajará para cementar algunos sectores y de esa manera evitar que el desmoronamiento de tierra termine perjudicando el funcionamiento de la obra.

javaversion1