Neuquén -
NEUQUEN.COM.AR
Menu

Cambios en el servicio de recolección de residuos para consolidar la separación en origen

Horacio Quiroga presentó la implementación de modificaciones en el sistema de separación, recolección y tratamiento de residuos sólidos urbanos en el Complejo Ambiental Neuquén (CAN), con el objetivo de optimizar el funcionamiento del servicio.

El acto tuvo lugar esta mañana en la Sala de Situación del Palacio Municipal y entre los principales cambios, se destaca que la recolección de los residuos secos se hará los lunes y jueves, disminuyendo así la recolección de 3 a 2 días, mientras que el resto de la semana se realizará la recolección de residuos húmedos, pasando así de 3 a 4 días. Además, se implementará un único horario para sacar los residuos de los hogares que será todos los días entre las 20 y las 21.

El intendente señaló que “cuando el año pasado pusimos en marcha la separación en origen, apostamos a un cambio profundo en los hábitos culturales de la población en cuanto al tratamiento de la basura” y advirtió que “sabemos que es un trabajo a largo plazo y que implica un proceso de aprendizaje para todas las partes pero la experiencia recogida nos permite ahora introducir algunas modificaciones para optimizar el funcionamiento del sistema”.

Explicó que tras un año, la evaluación es que es necesario un mayor compromiso de parte de los vecinos, por ello “desde el municipio insistiremos con una nueva campaña de concientización que vamos a profundizar en lo inmediato”.

Para los residuos voluminosos, además de los permanentes operativos de limpieza que realiza el municipio, seguirán funcionando los centros de transferencia de José Rosa 750 y en Novella y Godoy, “que nos han dado excelente resultado”.

Quiroga insistió en que “si todos aportamos nuestro granito de arena, separando de manera correcta la basura en nuestras casas, estaremos aportando al bien común, estaremos aportando al objetivo que debe tener cada uno de nosotros que es hacer de Neuquén una ciudad limpia y ordenada”.

En ese sentido, advirtió que “esta es una tarea muy concreta que tienen los municipios y en realidad esto funciona en la medida en que la suma de las conductas individuales logren un resultado colectivo por eso es necesario que todos nos involucremos”.

Consideró que la disposición de los residuos es un tema que debe existir en la agenda diaria de temas a los que hay que prestarles atención y recordó que al asumir su primera gestión municipal en el año 2000 no existía un centro de disposición final. “En Neuquén la basura se quemaba, por ende no había impermeabilización de cavas y ni hablemos de todo el equipamiento que hoy tiene, sino que además de eso, la empresa que prestaba el servicio había presentado quiebra y la DGI nos encautó los camiones recolectores de residuos. Y yo hacía 10 días que era intendente de la ciudad. Y fue allí que este tema empezó a encabezar nuestra lista de preocupaciones”, señaló.

Se refirió al Complejo Ambiental y dijo que antes era un centro de disposición final. “Hemos trascendido a eso y estamos llegando a hacer lo que hacen los países más evolucionados del mundo”. En ese marco, destacó que el CAN genera biogás a partir de los residuos húmedos y calificó a esta posibilidad de “avanzada” ya que “prácticamente en ningún lugar del país esto se hace y en Neuquén lo estamos haciendo”.

“Hemos logrado continuidad, hemos realizado inversiones y porque estamos prestando servicio en un marco de contrato de concesión que le da previsibilidad al concesionario y al concedente”, prosiguió. Al comparar el sistema de la ciudad con otros países, contó que en Europa la recolección de residuos se hace los lunes, miércoles y viernes, es decir, 3 días a la semana. “Si uno quiere tener otro día el servicio, puede pedirlo, le mandan un vehículo especial de pequeñas dimensiones, con dos operarios y una balanza. Entonces le pesan cuántos kilos son lo que usted se quiere sacar de encima y le cobran por kilo. Porque la prestación de los servicios tienen costos, y eso es algo que a veces algunos no entienden”.

Asimismo, el mandatario resaltó que la ciudad de Neuquén se encuentra dentro de los 3 municipios que mejor tratamiento hacen de la basura en la República Argentina, junto al CEAMSE y Bahía Blanca.

Tras la proyección de un video informativo, la subsecretaria de Medio Ambiente, Silvia Gutiérrez, señaló que esta nueva disposición es en beneficio de la logística que se realiza en la ciudad para la recolección, teniendo en cuenta que Neuquén es una ciudad muy dinámica, que constantemente suma calles y barrios nuevos, y “hay que adaptarse a esos cambios para llegar a todos los vecinos”.

“En este proceso de mejora continua que comenzamos hace poco más de un año, hoy lanzamos una campaña con modificaciones para el bien de la comunidad y por eso la recolección de los residuos húmedos pasará a de 3 días a 4 y la de secos de 3 a 2 días”, dijo y agregó que “hemos analizado los comentarios y sugerencias de los vecinos y por ello realizamos estos cambios que facilitará la separación en origen que cada uno hace en su casa”.

La funcionaria expresó que “la disposición de colocar los residuos entre las 20 y las 21 y desentendernos de cuándo pasa el camión por nuestra casa, nos garantiza de que en algún momento del día será recolectado y eso también es una comodidad para los vecinos”.

Aseguró que “este es un cambio gradual” e insistió que “apelamos a que con dos días de secos a los vecinos se le hará más fácil la separación, teniendo en cuenta las sugerencias que ellos mismos nos hacen cuando recorremos los barrios con las campañas informativas”.

el subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert señaló que en la zona del microcentro se instalarán dos contenedores, uno identificado para los secos y otro para los húmedos y aclaró que en estos lugares la recolección tanto de secos como de húmedos se realizará todos los días. “Lo que le solicitamos a los vecinos es que saquen la basura siempre en el horario de 20 a 21, sin importar el horario al que pase el recolector, a fin de facilitar el trabajo operativo de la empresa”.

La planta de separación del Complejo Ambiental será administrada por la Cooperativa La Colonia, conformada por 35 personas que trabajaban como separadores informales, que actualmente está a la espera del reconocimiento legal de parte del gobierno nacional.

Haspert señaló que a partir de abril se colocarán gradualmente en las 120 cuadras del área del microcentro los 400 contenedores identificados para arrojar residuos secos y húmedos por separado.

“Nos adelantamos porque esta tarde ya instalamos sobre calle Juan B. Justo y Santiago del Estero lo que nosotros denominamos contenedor de contenedores que es una estructura metálica donde se ubican dos contenedores, uno para secos y otro para húmedos, correctamente identificados para que los vecinos puedan hacer un correcto uso”.

Sobre los contenedores dispuestos en la vía pública, Haspert lamentó que “en muchas ocasiones algunos desaprensivos los corren de lugar, a veces hasta dos cuadras, o peor aún hemos tenido la quema de contenedores, lo que realmente ocasiona un riesgo para la salud de todos, molestias en general y costos”.

Actualmente hay 600 contenedores plásticos de un metro cúbico en toda la ciudad, 400 en el centro y 200 en barrios como Alta Barda, 14 de Octubre-Copol y Mercantiles. “El microcentro tiene una frecuencia 7, es decir que todos los días pasa el camión recolector, y en el resto de la ciudad el servicio se presta seis días a la semana por ello es importante recordar que los sábados en esos sectores no deben sacarse los residuos”, detalló.

El intendente Quiroga destacó que este “es otro paso en el marco del proyecto más amplio en el que se está trabajando de realizar un tratamiento regional de residuos sólidos en el CAN” y subrayó que “Neuquén ya tiene solucionado el problema de la basura”.

El mandatario recordó que la política de disposición de la basura que comenzó a desarrollarse durante la primera gestión de gobierno de Quiroga permitió llegar en 2016 a la puesta en marcha del Complejo Ambiental Neuquén que es “modelo en el país”.

Al respecto, remarcó que la capital neuquina tiene resuelto el problema que representa para la mayoría de los municipios el tratamiento de residuos y que “a partir de este punto hemos avanzado en el proyecto para el tratamiento regional junto a las ciudades vecinas, aprovechando la capacidad ociosa del CAN y teniendo en cuenta la posibilidad que tenemos de ampliar su superficie, con una proyección a 20 años”.

En ese sentido, recordó que el pasado 4 de enero “dimos el paso inicial junto a los municipios de Plottier, Centenario, Cipolletti y Campo Grande para la conformación del consorcio que administrará el CAN para llevar adelante el tratamiento regional de los residuos”.

El proyecto ya cuenta con el visto bueno del gobierno nacional, a través del Ministerio del Interior, que habilitará las líneas de crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que los otros municipios de la zona accedan al financiamiento que necesitan para realizar las obras que contemplan playas de transferencia y plantas de separación, entre otras.

“En este proceso no han sido pocas las veces que nos han consultado por qué Neuquén que tiene solucionado el problema de la basura, se embarca en un proyecto de esta magnitud para contribuir a que las ciudades vecinas también lo resuelvan. La respuesta es muy sencilla: si una sola de las localidades de la región de la Confluencia continúa con la quema en basurales a cielo abierto, nos perjudicamos todos con la contaminación del aire y de las napas”, dijo.

“De allí la decisión conjunta -prosiguió- con los colegas intendentes de la zona de avanzar en la conformación de un consorcio y esperamos que otros municipios puedan sumarse al igual que los gobiernos provinciales que, dejando de lado cualquier egoísmo, tienen la oportunidad de ser parte de un proyecto único en el país que involucra a ciudades de dos provincias distintas”.

Resaltó que el plan que puso en marcha el municipio, además de resolver el problema del tratamiento de los residuos, tiene un fuerte componente social que representa “un valor agregado muy importante para nuestro equipo de gobierno con la conversión económica de aquellas personas que hasta ahora son separadores informales”.

El estudio realizado por la Universidad Nacional del Comahue, a través de la Fundación Para el Desarrollo Regional, determinó que 106 personas se dedicaban al cirujeo en el sector donde se deposita la basura antes de que termine en las cavas.

“De ese total y después de un largo y minucioso trabajo, ya hay 35 que aceptaron el desafío y le dieron forma a la cooperativa de trabajo que estará a cargo de operar la planta de separación”, especificó Quiroga. De acuerdo a su propia decisión, la cooperativa se llamará “La Colonia”, ya eligieron sus autoridades y establecieron su propio reglamento de funcionamiento.

Actualmente están realizando las capacitaciones correspondientes en todo lo que se refiere a la operación de las maquinarias y a medidas de seguridad e higiene en el trabajo.

El mandatario aseguró que “confiando en la propuesta que les hicimos, se animaron a sumarse al proyecto y contarán con todo el respaldo del Estado municipal y del nacional. Vamos a acompañarlos en esta oportunidad que decidieron darse para mejorar su calidad de vida”.

Vinculado a la puesta en marcha del Complejo Ambiental, a partir de enero de 2016 se inició la separación de residuos en origen, es decir en cada casa. En relación a este tema, manifestó que en el discurso del año pasado “en este mismo recinto dejé en claro que estábamos haciendo una apuesta a largo plazo porque implicaba un cambio profundo en la modificación de los hábitos culturales de la población. Manifestaba además que sería un proceso de aprendizaje para todas las partes y ese es el camino que estamos transitando juntos”.

Los vecinos que deseen obtener mayor información también pueden comunicarse telefónicamente al Centro de atención el usuario de Cliba llamando al 0800-888-2542.

Loading Facebook Comments ...
'