El Castro Rendón realizó el primer trasplante de riñón en un hospital público de la Patagonia

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Hospital Castro Rendón se convirtió en el primer hospital público de la Patagonia en realizar un trasplante de riñón. Fue el 28 de junio pasado, cuando se realizó la ablación de un donante vivo e inmediatamente su posterior implante en un paciente con disfunción renal, en este caso una donación de madre a hijo.

La subsecretaria de Salud de la provincia, Alejandra Piedecasas, y el director del establecimiento, Adrián Lammel, elogiaron la tarea del equipo médico que concretó la compleja operación, integrado por más de cien profesionales hombres y mujeres especializados en nefrología, cirugía general y vascular, infectología y farmacología, entre otras.

El hospital provincial de mayor complejidad de la Patagonia obtuvo en febrero la habilitación para efectuar este tipo de prácticas, que fue expedida por el Instituto Nacional Central Único de Ablación e Implante (INCUCAI) que depende de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación.

Para ello se debió certificar al equipo médico que integra la Unidad de Trasplante y realizar un acondicionamiento especial de la infraestructura edilicia, con una inversión importante tanto en los quirófanos como en el resto de las dependencias.

“Es un orgullo contar con este equipo de trabajo que tiene tanta pasión y compromiso con lo que hacen”, expresó Piedecasas, que destacó también “la capacidad docente para seguir formando profesionales” de la Unidad de Trasplante Renal del hospital. Ratificó el respaldo de la subsecretaría y el Ministerio de Salud –encabezado por Ricardo Corradi Diez- y aseveró que “más allá del acompañamiento de la gestión, lo importante son ellos, los médicos, enfermeros y asistentes que están frente a los pacientes”.

Adrián Lammel afirmó que se trata de “un momento muy importante para el Hospital y para la salud pública de la provincia del Neuquén”, y afirmó que hace años que se viene trabajando en mejoras edilicias y capacitación del personal para lograr la habilitación que permitió realizar este primer trasplante, y los médicos ya se encuentran trabajando en un segundo caso.

Un gran equipo de profesionales

En la conferencia de prensa estuvieron presentes algunos de los profesionales del equipo: Marisa Iacono y Luciana Moya, infectólogas; Daniel Castro y Mariano Albrini, úrólogos; Oscar Escobar y Matías Melideo, nefrólogos; Myriam Bettucci, farmacéutica; Gerardo Tissera y Santiago Naranjo, cirujanos; Miguel Pulita, Jefe del Departamento de Servicios Médicos; y Carolina Martínez, jefa del Servicio de Nefrología.

Uno de los nefrólogos de la Unidad de Trasplante, Matías Melideo, consideró que el 28 de junio fue una fecha clave en la que desde el sistema público “expandimos derechos a los pacientes, y esto nos genera una gran emoción porque vemos día a día a los pacientes en diálisis”. Informó que en Neuquén se dializan unos 550 pacientes y que 130 están en lista de espera para un trasplante, por lo que este avance “es la posibilidad de solucionar un problema concreto de la población”.

Por otra parte, el cirujano Oscar Tissera  señaló que “en un mundo donde la medicina está tan mercantilizada, es importante destacar que esta posibilidad que ofrece el sistema público es de todos y para todos”, y que aunque participó como cirujano vascular de trasplantes de riñón realizados en establecimientos privados de la provincia “hoy siento que estoy en el lugar indicado”. Además, reiteró que desde el Hospital se está convocando a médicos jóvenes que quieran formar parte del equipo de trasplante para que este nuevo servicio médico tenga continuidad.

Desde el grupo de profesionales se destacó también que la formación de la mayoría de los médicos se realizó en hospitales públicos del país, y que ahora continuará en el hospital neuquino. A la vez, esperan que la posibilidad de realizar trasplantes en Neuquén incentive a las familias de los posibles donantes y a los donantes para que más personas puedan mejorar su calidad de vida.