Estiman que hacia la noche se normalizará el servicio de agua en Neuquén

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Para última hora de hoy se espera que esté reestablecido el servicio de agua potable en los sectores de la ciudad de Neuquén afectados por la rotura de un nexo del canal Mari Menuco. Personal del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) se encuentra trabajando desde el momento del incidente, ocurrido ayer cerca de las 16.

El gobernador Omar Gutiérrez estuvo esta mañana en el lugar y anticipó que dio instrucciones al EPAS “para que inicie las acciones administrativas y legales que permitan establecer las responsabilidades y las multas que puedan corresponder”.

El mandatario señaló que además de la reparación, el organismo provincial “ha realizado acciones complementarias como poner en marcha el sistema de bombeo que había quedado como reserva fría después de que se conectó el canal, llevando agua desde los ríos Limay y Neuquén para paliar en parte la situación”.

“Quiero agradecer a todo el personal del EPAS por la eficiencia con la que está trabajando y también a los corralones de la zona, que nos han abierto sus puertas durante la noche para conseguir los materiales necesarios que se sumaron a los que ya teníamos acopiados”, manifestó.

Gutiérrez explicó que los costos de los arreglos han sido asumidos por la provincia ante la urgencia, pero que una vez que se establezcan las responsabilidades los mismos “serán trasladados a través de las multas correspondientes a la empresa que causó este incidente, algo que tendría que haber previsto”.

Por su parte, el presidente del EPAS, Mauro Millán, indicó que “los trabajos estarían finalizados cerca de las 17” y que luego se procederá a tapar la cañería de 1,5 metros de diámetro para finalmente comenzar con el bombeo del agua. “Esperamos a última hora de hoy tener el sistema totalmente presurizado”, señaló.

Dijo que se están estudiando las causas de la rotura pero estimó que pudo haberse producido por maquinaria que retiró material y que le quitó sostén a la cañería. “El tránsito de estos vehículos de gran peso finalmente produjo el colapso”, comentó.

En cuanto a los sectores afectados, Millán dijo que “van desde el barrio Santa Genoveva hasta la calle Godoy, en el oeste de la ciudad” y precisó que “los más complicados son los barrios del norte, que están más altos, mientras que en el sur se sintió menos porque se empezó a bombear agua desde el río Limay”.

El titular del EPAS indicó que el organismo también contrató camiones cisterna para abastecer “clínicas, centros de salud, hospitales y algunas escuelas” y que con Defensa Civil y las comisiones vecinales “se coordinó un operativo para llevar el agua a los sectores más necesitados”.

Por último, indicó que en el sector de la rotura, ubicado en cercanías de la nueva traza de la ruta 22, en Parque Industrial, “se procederá a amojonar el lugar para que esto no vuelva a ocurrir”.

javaversion1