¿Golpe al Golpe?

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La pregunta lógica es ¿por qué?. Sí, por qué de repente O Globo tiene audios acusando al presidente o fotografías de maleteros trasladando coimas a su protegido candidato a la presidencia, e infortunado Aesio Neves, ahora destituido de presidente del partido y preso. ¿Qué cambió?

O Globo fue quien introdujo el desequilibrio político de la depuesta presidenta Dilma, fue quien se horrorizó con el déficit fiscal, la inflación, el retroceso del PBI, y encumbró las manifestaciones populares anabolizadas. Justificó el congelamiento del gasto por 20 años, la reforma laboral y también la manoseada y atrasada reforma de la seguridad social. Diseminó la plaga de la corrupción de los políticos, pero no con la misma virulencia la de los empresarios de Brasil.

Lo que ocultó o protegió fueron las listas del Lava jato que le convenían; desvaneció las acusaciones del ideólogo del impeachment Eduardo Cunha y sus cuentas en Suiza; protegió a Aesio Neves de las cinco acusaciones que tenía por corrupción, lo mismo que al actual presidente, o la falta de pruebas del Moro en su acusación del triplex a Lula.

Todo comenzó a oler rancio justamente con la declaración del ex presidente Luiz Inácio Da Silva y el juez Sérgio Moro. Este último había montado un espectáculo en Curitiba para las cinco horas de declaración de Lula, pero en vez de actuar de acuerdo a derecho, se enfrascó en una reyerta política que lo dejó en ridículo en los medios nacionales. El juez Moro perdió el blindaje mediático.

La prensa hegemónica entendió a la perfección las equivocaciones del juez haciendo base de su relato, no en las pruebas sino en las acusaciones realizadas en publicaciones en Folha de San Pablo o Jornal O Globo, lo que llevó al ex presidente a pedirle que lo acuse con pruebas no con noticias.

De ahí en más, el propio ex presidente se encargó, dentro de las cinco horas de declaración, de anunciar su campaña para la presidencia en 2018, dejar claro que no existe un papel que lo ligue al departamento, léase boleto compra venta, escritura, etc., que el juez no tenía ni tiene en su poder. Y se dio el lujo de explicarle que cuando el juez acompaña a su mujer a una zapatería y le bajan 50 cajas de zapatos, se los mide y no compra ninguno, no significa que los zapatos examinados sean de su propiedad. En cuanto al departamento lo fui a ver y le comentó que “o apartamento era uma bosta” (https://goo.gl/atJnyV).

Ahora bien, ¿cuáles son las opciones que se pueden barajar en Brasil después de semejante acusación al presidente, y la posibilidad de que gran parte de los aliados se auto expulsen (ya dos ministros lo hicieron) en pos de salvaguardar sus carreras.

La Constitución, en su capítulo II, Del Poder Ejecutivo, dice:

1o. Produciéndose las vacantes en los dos últimos años del período presidencial, la elección para ambos cargos será hecha treinta días después de producida la última vacante, por el Congreso Nacional, en la forma de la ley.

2o. En cualquiera de los casos, los que resulten elegidos deberán completar el período de sus antecesores.( https://goo.gl/HZbzPP)

Aquí comienza lo interesante. La elección es indirecta, sólo se realiza con votación en el congreso, y nadie sabe a ciencia cierta quiénes pueden ser candidatos y a propuesta de quien. Peor aún, este congreso, plagado de delincuentes con múltiples acusaciones en el Lava jato, será quien vote al nuevo presidente. Suena a broma.

Sin embargo, las opciones son tres. La primera es que Temer renuncie y se le aplique la primera vía: que asuma el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (chileno de nacimiento), y treinta días después las cámaras voten de manera indirecta, sepa dios a quién. El impeachment, con igual solución pero más tardado. O una reforma a la Constitución que llame a elecciones directas.

Lo interesante es que el tribunal electoral llamará a elecciones indirectas si el pueblo de Brasil no sale a la calle a exigir que las mismas sean directas. Pero en caso de ser indirectas, y es lo que me temo quiere el establishment, ¿podrá Lula ser candidato o será sentenciado antes de julio para dejarlo fuera de la pelea?

Al poder real de Brasil le podría convenir que el actual presidente termine el mandato actual. Lo que es cierto, es que con este congreso podría ser un tapado que termine de realizar la limpieza necesaria que ellos decidieron y que Temer no puede concretar. O el apriete es tan grande que para mantenerse tendrá que hacer los negocios que ellos quieran.

Por: Lic Alejandro Marcó del Pont  –

El Tábano economista