Implantes para recuperar la capacidad auditiva

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Entre los meses de diciembre y enero se colocaron implantes cocleares a tres niños de Zapala, Piedra del Águila y Plaza Huincul en el Hospital Horacio Heller de la ciudad de Neuquén.

Marcela Corbelle, referente provincial del programa de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, explicó que estos niños fueron detectados “a través del screening (búsqueda) neonatal que se realiza en la provincia”.

Por la Ley N° 25415 de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, todo recién nacido -antes del primer mes de vida- tiene el derecho de ser estudiado para evaluar su capacidad auditiva y se le realiza el estudio de las otoemisiones acústicas, en primera instancia, lo que forma parte de la pesquisa de enfermedades del recién nacido.

La hipoacusia es la pérdida parcial o total de la capacidad de percepción auditiva de las personas. Se clasifica en leve (puede requerir audífonos); moderada (requerirá audífonos muy probablemente); severa (requerirá audífonos potentes, y según el caso, implante coclear) y profunda o sordera (requerirá audífonos muy potentes, que en muchos casos no le alcanzarán para discriminar los sonidos y, probablemente, le será más útil un implante coclear).

En relación con los tres niños neuquinos, Corbelle dijo que a Genaro de Zapala, que tiene tres años, “le colocaron un implante lateral el 12 de diciembre; Uciel, de cuatro años de edad, de Piedra del Águila, recibió un implante bilateral el 16 de enero; y Brian, de tres años, de Plaza Huincul, fue implantado el 23 de enero”.

Todas las cirugías se hicieron en el hospital Horacio Heller a través del equipo coordinado por los médicos otorrinos, otólogos y cirujanos Martín Pellín y Mariano Sánchez Soria. En los procedimientos quirúrgicos se introdujo un dispositivo electrónico en el oído interno, el que estimula el nervio auditivo y se activa a través de un aparato colocado fuera del oído.

“Luego de la cirugía hay que esperar un tiempo hasta que se cicatrice y ahí recién se hace el encendido”, comentó Corvelle y agregó que “en la provincia se han hecho cursos de capacitación destinados a las fonoaudiólogas para que la rehabilitación auditiva se pueda desarrollar en cada lugar y estos niños, desde antes de que se realizaran los implantes, ya habían comenzado con la estimulación, y tras el encendido, continuarán con la rehabilitación”.

Por último, la especialista destacó que “es importante la detección temprana y el implante para que estos niños puedan adquirir bien el lenguaje, fundamental para la escolaridad y para otros aspectos del desarrollo”.

En marzo de 2013 se llevaron adelante los primeros implantes cocleares en el Sistema Público de Salud de la provincia. En esa oportunidad se realizaron las dos primeras cirugías de implante coclear a niños neuquinos en el hospital Heller.

javaversion1