Petroleras amenazan con paralizar inversiones en Vaca Muerta

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En reserva, los principales ejecutivos de las empresas petroleras –entre las que se destacan YPF, Pan American Energy (PAE), la francesa Total, la alemana Wintershall y Petrolera Pampa– aceptan que el ritmo de perforación en los campos de gas no aumentará si la Casa Rosada no define antes algunos temas centrales del mercado

Por: Nicolás Gandini – El Gobierno debe definir antes de fin de año una serie de aspectos del mercado del gas que, según cómo se resuelvan, motivarán un incremento de la inversión en yacimientos locales o, por el contrario, provocarán un parate. Desde una lectura lineal, podía creerse que el solo aumento de las tarifas residenciales de gas –estuvieron congeladas durante casi 15 años– iba a ser suficiente para impulsar las inversiones. Esa mirada demostró estar equivocada. Pese al aumento de las boletas que pagan los hogares –con subas que superan el 300% desde octubre del año pasado–, la producción de gas, que estaba en aumento desde los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner, empezó a caer nuevamente. La baja es del 1,5% si se compara la oferta de junio de este año con el mismo período del año pasado según datos del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).

En reserva, los principales ejecutivos de las empresas petroleras –entre las que se destacan YPF, Pan American Energy (PAE), la francesa Total, la alemana Wintershall y Petrolera Pampa– aceptan que el ritmo de perforación en los campos de gas no aumentará si la Casa Rosada no define antes algunos temas centrales del mercado. Concretamente, los privados quieren saber si el Estado seguirá incentivando a través de subsidios la inversión en los reservorios locales. Es que, por más antipático que parezca, a pesar de los aumentos, las tarifas que pagan los usuarios aún no alcanzan por sí solas para repagar la inversión en campos como Vaca Muerta.

Definición. Con ese mar de fondo, las señales para los privados son contradictoras. El Ejecutivo dejó de pagar hace casi un año los subsidios correspondientes al Plan Gas, un programa que subsidia a las petroleras que aumentan la producción. La deuda con las grandes productoras ya supera los US$ 1.000 millones, según indicaron a PERFIL fuentes de la industria.

La cifra representa casi un tercio del monto que invierte anualmente el sector para extraer gas. Desde el Ministerio de Energía evitaron realizar comentarios al respecto.

Al mismo tiempo, la cartera que dirige Juan José Aranguren espera que las petroleras incrementen sus desembolsos a partir del 1° de enero, cuando entre en vigencia un nuevo programa de estímulo a la producción de gas no convencional. Sin embargo, las empresas entienden que aún resta definir algunas especificaciones centrales de ese programa para elevar las inversiones durante el año que viene. “No sabemos si los proyectos no convencionales que ya están en marcha serán beneficiados o no por la resolución 46 de Energía (que creó el nuevo plan de incentivo). El Ministerio de Hacienda (que dirige Nicolás Dujovne) no termina de avalar el costo fiscal del programa”, precisó un alto directivo del sector.

Otro aspecto aún inconcluso está relacionado con la operatoria de la tarifa social que beneficia a casi un 30% de los hogares del país. Hasta ahora, el costo de ese programa lo cubría el Estado a través del Plan Gas, que finaliza el 31 de diciembre.

Fuente: Perfil