Rolando Figueroa criticó la decisión del “2×1” de la Corte Suprema

Compartir en..
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El vicegobernador  de Neuquén, Rolando Figueroa, aseguró que “los gobernantes tenemos mucha responsabilidad en la lucha por los derechos humanos” y recordó la vocación del MPN en la lucha contra la impunidad de los crímenes de lesa humanidad.

Figueroa criticó el fallo de la Corte Suprema de la Nación que declaró aplicable la hoy derogada Ley Nº 24.390 (conocida como 2 x 1), que estuvo vigente entre 1994 y 2001, para el caso de Luis Muiña; condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura contra trabajadores del Hospital Posadas. El tribunal, por mayoría, aplicó el criterio que reduce el cómputo de la prisión porque se trata de la ley más benigna.

En este sentido, el vicegobernador Rolando Figueroa coincidió con las declaraciones de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela De Carlotto, quien calificó la decisión de la Corte como “una estafa moral hacia la ciudadanía argentina”, y recordó la extensa lucha de los organismos de Derechos Humanos “para que la historia no se repita y haya justicia finalmente; porque sin verdad y justicia la herida con la que la última dictadura desgarró nuestro tejido social, nunca podrá cicatrizar”.

“No es admisible un cambio en la valoración de las violaciones a los Derechos Humanos perpetradas desde el Estado como delitos de Lesa Humanidad y por lo tanto imprescriptibles”, destacó al mismo tiempo Figueroa.

Por otra parte el vicegobernador recordó el aporte del Movimiento Popular Neuquino (MPN) en materia de persecución de los crímenes cometidos por la dictadura. “La historia refleja la temprana vocación del MPN en la lucha contra la impunidad de los crímenes de lesa humanidad cuando, durante el debate de la Reforma al Código de Justicia Militar en el Senado de la Nación, Elías Sapag logra introducir una restricción al uso del concepto de obediencia debida, al no hacerlo aplicable a la comisión de hechos atroces o aberrantes”, remarcó.

Por último, el mandatario enfatizó sobre el respeto a la división de poderes para el fortalecimiento de las instituciones republicanas y, sobre este punto, hizo hincapié en  que “más allá de las valoraciones personales, las decisiones de la Corte hay que respetarlas como parte de la vida en Democracia”. Sin embargo, no dejó pasar la oportunidad para dejar en claro que “los gobernantes tenemos mucha responsabilidad en la lucha por los derechos humanos y no podemos avalar aquellos actos que nos hagan retroceder en el camino que nos llevó a consolidar nuestro sistema democrático”.