Standard and Poor’s puso en «default selectivo» a la deuda argentina

Compartir en..
  •  
  •  

Es por la postegación de los pagos a inversores institucionales. Además bajó la calificación de la deuda de largo plazo un escalón de «B» a «CCC».

Por Marcia Dell’Oca – La agencia calificadora de deuda Standard & Poor’s informó este jueves que bajó la calificación sobre la amortización de la deuda de corto plazo a «default selectivo» por la decisión de Hernán Lacunza de postergar el pago del 85% de los vencimientos de capital de las Letes, las Lelinks, las Lecaps y las Lecers en manos de inversores institucionales.

Además, decidió bajar un nivel en su escala a la deuda de largo plazo al cambiarle la nota de «B» a «CCC», lo que quiere decir que se incrementó la vulnerabilidad para pagar los compromisos, aunque actualmente los esté cumpliendo.

Respecto del conjunto de la deuda de corto plazo, también le redujo la calificación cuatro escalones de «B» a «D», es decir que ya se incumplió con los términos de una promesa de pago.

Desde ayer, las calificadoras de riesgo mantenían reuniones para revisar sus evaluaciones de la Argentina como emisor de deuda y su capacidad de pago de los compromisos ya emitidos. Esta mañana esperaban definiciones del gobierno para saber si efectivamente, como adelantó LPO, esto se trataría como el default selectivo que afectaba a los acreedores de la deuda de corto plazo.

Análisis: Una medida al límite, entre el default y el cepo

«Tras la incapacidad sostenida para colocar Letras de corto plazo en el mercado privado, el gobierno argentino unilateralmente decidió extender los plazos de pago de todas las Letras de corto plazo el 28 de Agosto. Bajo nuestros criterios de cambios de nivel de stress, y en particular para las entidades calificadas como ‘B-‘, la extensión  de los plazos de pago de la deuda corto plazo sin una compensación constituye un default«.

«Tan pronto los nuevos plazos se hagan efectivos, el default también será subsanado. Por lo tanto, planeamos elevar las calificaciones de largo plazo a ‘CCC-‘ y la de corto plazo a ‘C’ el 30 de agosto en línea con nuestras políticas«, aclaró.

Entre las consideraciones mencionadas, la calificadora de deuda señaló que la baja en la calificación refleja  el elevado riesgo de un nuevo cambio del nivel de stress de la deuda mientras el gobierno busca que el Congreso le apruebe en lo que resta del mandato presidencial una extensión de los pagos de la deuda de largo plazo.

«Las elevadas vulnerabilidades del perfil crediticio de la Argentina se originan en el clima financiero que se deteriora rápidamente, la ausencia de confianza en los mercados financieros acerda de las inciativas de política bajo el siguiente gobierno -las elecciones no son hasta octubre- y la incapacidad del Tesoro de renovar su deuda de corto plazo con el sector privado», dijo Standard & Poor’s.

«Esto estresa inmensamente las dinámicas de la deuda en medio de un tipo de cambio que se deprecia, una probable aceleración en la inflación y una profundización de la recesión económica. Estos factores estresaron la capacidad de pago, lo que llevó a la extensión de los plazos de pago de la deuda de corto plazo«, concluyó.

https://www.lapoliticaonline.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *